miércoles, 9 de junio de 2010

Málaga

.
.
.
.
.
.
.
.
.




ele,mer,car,luu,ro,cris,sol,cla

Se toma su tiempo y juega con las sábanas. Todas las mañanas.
Desayuna cuánto menos mejor y a media mañana se relame lo poco de chocolate y calorías que quedó en la comisura de su boca.
Llega siempre tarde si es que trabaja, no llega nunca si es que la esperas.
Si eres la niña del sur sabes medir el tiempo para que el café no se enfríe y la cerveza no pierda la espuma, pero nunca llegas para el café recién hecho ni para la cerveza fresquita.
Se viste en repetidas ocasiones durante varios minutos, perdidos. Sale de su casa con lo primero que pilló.
No corre, ni mira el reloj. El tiempo se detiene, la limusina la espera, sin importarle si ese día toca autobús, moto o el coche de mamá, ¿qué más da?
Observa a la gente y se ríe de felicidad, ha conseguido llegar a dónde quiso.
Si eres la niña del sur vistes sin complejos, lloras de alegría y te pintas los labios del color del tiempo.
Enloquece cuando ve amor, en forma de madre, de hijo, de mujer y marido, del primer encuentro, en películas.
Le duelen los pies después de una noche de alcohol, sexo y rock&roll y no duda en andar por la calle descalza, le gusta el contacto de su piel cansada contra el frío del colchón.
Fuma más que habla y toma el sol hasta quemarse, la piel es menos blanca si está roja y eso lo sabemos todos.
No es gordita, ni es delgada, ni muy alta, ni muy baja, ni más morena, ni más rubia pero la reconocerás nada más verla. No tiene celos de ninguna mujer.
Sabrá abrazarte siempre y cuando así lo quieras, sino, sabrá abrazarte y tú no lo sabrás apreciar.
Si eres la niña del sur el desamor no podrá contigo, los suspensos caerán como piedras, y las peleas familiares te mantendrán alerta, pero la niña del sur tiene las mejores amigas y si ella no puede con todo, ellas si podrán.
Irradia ondas interespaciales pero no sabe lo que es una central nuclear.
No se maquilla para parecer más, ella es lo más y además se maquilla.
Es enamoradiza. Le serás indiferente o serás para siempre. Y siempre a su lado te será más fácil ser feliz.
Ella es feliz, no le cuesta y en todo lo que hace o dice se deja la piel.
Le sobra la ropa interior, también quien se la quite. Adora cuando la miran, se mueve con un aire especial, el viento y las hojas secas bailan en su fiesta privada.
Si eres la niña del sur has de tener siempre un as bajo la manga.
Si la vida es una mesa de juegos. La niña del sur, siempre gana.




2 comentarios:

Entre dos aguas dijo...

La niña del vestido blanco. Detrás de mi cama estás tú. Dime que tengo que hacer para encontrarte.. Y la suerte es compartida, porque el color de la vida, lo pones tú.

meris dijo...

ME FLIPA MUCHO. de verdad, impresionante..buah buah buah es que ME ENCANTA!
te quiero cla, no sabes cuanto y necesito que acabemos ya para poder hacer un poco lo que nos da la gana sin tener remordimientos..